Mensaje del Comandante General de la Fuerza Naval

En primer lugar quiero agradecer a Dios por permitirme el privilegio y el alto honor de dirigir ésta gran embarcación, como lo es la Fuerza Naval de Honduras, hacia un norte seguro, cumpliendo misiones, requerimientos, mejorando las capacidades de nuestra fuerza pero sobre todo actualizando y desarrollando lo mas valioso nuestro recurso humano.

Son múltiples las tareas que actualmente desempeña la Fuerza Naval, muy diferentes a las que originalmente se realizaban, pero hemos aceptado el reto y los desafíos que cada día son mas, lo que nos incitan a fortalecer y multiplicar los resultados que a través de nuestra coordinación podamos lograr.

La respuesta a las nuevas amenazas las daremos adquiriendo mas y mejores capacidades, con el concurso de cada uno de los Oficiales, Cadetes,  Marinos, Infantes de Marina y Personal Auxiliar que con su actitud positiva cumplen cada tarea asignada, en el escudo naval, en la proyección social a nuestro pueblo, en la capacitación y formación, en el intercambio de experiencias pero sobre todo navegando con la fe puesta en Dios.

Para ser competentes y solucionar todo tipo de adversidades y obtener grandes logros en el desarrollo y progreso de nuestra querida Honduras mediante una proyección dinámica con una infraestructura y equipo de acuerdo a los cambios renovadores a favor de la comunidad en general.

Es propicia esta ocasión para enviar un sincero saludo fraternal a toda mi tripulación principalmente a los que por razones de servicio están lejos de sus hogares, los exhorto a continuar con su formación profesional, personal y militar, para que contribuyan con el desarrollo de su familia y de la Fuerza Naval y de la Nación.

 

Efrain Mann Hernández
Contralmirante
Comandante General de la Fuerza Naval de Honduras