Las tripulaciones de la Fuerza Aérea Hondureña como parte de su formación militar aeronáutica, deben completar con éxito el programa de entrenamiento y registrar cierta cantidad de horas de vuelo antes de realizar cualquier operación aérea. También implica volar y operar muchas veces en condiciones que demandan una gran coordinación, concentración, precisión y exigencia, al llevar al límite de su capacidad el equipo de vuelo en el cumplimiento de las múltiples misiones.

El control de los incendios forestales, con el empleo de los medios aéreos es una de esas tareas que realiza, ya que se puede llegar de manera rápida a las zonas de difícil acceso para las unidades terrestres. Su eficacia, precisión y por la particularidad de poder observar desde el aire el origen del fuego y combatirlo, ha quedado demostrado que el uso del avión o helicóptero es la mejor herramienta para combatir este flagelo.

Convertido hoy en día en el medio más efectivo para controlar este flagelo que tanto daño ocasiona a la foresta con la quema de nuestros recursos naturales. La Fuerza Aérea Hondureña con más de 20 años de experiencia en operar el sistema Bambi Bucket, consistente en dispositivos especiales incorporados en los helicópteros, con capacidad para almacenar alrededor de 300 galones de agua y esparcirla sobre la zona siniestrada.

El control de los incendios forestales con el empleo de los medios aéreos, tuvo su origen en Canada a mediados del siglo XX, dada su efectividad y precisión, hoy en día es el medio más utilizado en muchos países del mundo, Honduras es uno de ellos a través de la Fuerza Aérea Hondureña.

Lee más sobre la F.A.H. acá: Mecánicos de Aviación de tu Fuerza Aérea hondureña se destacan en misión internacional

Por FAH