Los miembros de las Fuerzas Armadas de Honduras, cuando realizaban un retén en el barrio Cabañas de la capital industrial, fueron requeridos por el ciudadano Saúl Enrique Martínez, quien les solicitó ayuda para que lo trasladaran al hospital más cercano, junto a su esposa Linda Gómez, pues la señora había entrado en labor de parto (presentando fuertes contracciones).

Los elementos de la Policía Militar inmediatamente movilizaron a la pareja hacia el Materno Infantil del hospital Leonardo Martínez Valenzuela, pero al llegar al estacionamiento la dama no pudo más y dio a luz al interior de la patrulla con ayuda de los soldados; quienes inmediatamente solicitaron presencia de médicos y enfermeras, saliendo de inmediato a atender el parto.

Posteriormente, la madre de la hermosa bebé fue trasladada en silla de ruedas por un miembro de la Policía Militar al interior del Materno Infantil, donde ginecólogos revisaron su condición de salud, al igual que neonatólogos la de la recién nacida. Ambas están fuera de peligro y en buen estado de salud.

El padre de la bebé agradeció a los miembros de la Policía Militar del Orden Público por este gesto de solidaridad, porque gracias a esta acción su hija y esposa están bien.

La patrulla RPHM 6192 la conformaban el Sargento Raso Jorge Moreno; los soldados Edgar Corrales y Edson Lezama.