Continúan la destrucción de pistas clandestinas por miembros de las FFAA

Continúan la destrucción de pistas clandestinas por miembros de las FFAA

En ese sentido, las FFAA a través de estas operaciones que dieron inicio desde el 2014, y que se encargan de proteger el escudo terrestre, en el presente año ha inhabilitado 17 Áreas Clandestinas de Aterrizaje

Con la finalidad de mantener de forma constante las operaciones orientadas al combate del trasiego de drogas y la lucha contra la narcoactividad, las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA), en el marco de la Operación Morazán II y en apoyo a la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA), continúa realizando trabajos de localización, aseguramiento e inhabilitación de Áreas Clandestinas de Aterrizaje, conocidas como “narco-pistas”.

Estas operaciones son realizadas en su mayoría en sectores debidamente identificados, especialmente en el departamento de Gracias a Dios, y ejecutados de manera conjunta por miembros de la institución militar dedicados al rastreo de aeronaves en el tema de localización, y por expertos en explosivos en relación a la inhabilitación de las zonas físicas encontradas.

Lea también: Fuerzas Armadas realiza traslado seguro de retornados

En ese sentido, las FFAA a través de estas operaciones que dieron inicio desde el 2014, y que se encargan de proteger el escudo terrestre, en el presente año ha inhabilitado 17 Áreas Clandestinas de Aterrizaje, para un gran total de 288 terrenos destruidos que servían como pistas de aterrizaje para aeronaves de procedencia ilegal en el territorio hondureño.

La destrucción de estás aéreas de aterrizaje clandestinas son realizadas mediante cráteres con una profundidad considerable para evitar su utilización

Pistas destruidas

Solo en el 2019 las Fuerzas Armadas de Honduras inhabilitó 36 Áreas Clandestinas de Aterrizaje en diferentes zonas del país, utilizando para ello, personal capacitado en el manejo de explosivos; sumando a esto, operaciones de seguridad en sectores fronterizos, combate frontal contra estructuras dedicadas al narcotráfico, decomisos de armas y drogas, operaciones de seguridad que buscan desarticular bandas criminales de narcomenudeo, entre otras acciones puntuales enfocadas en detener etas organizaciones criminales.

De tal forma, la instrucción militar demuestra por medio de sus múltiples operaciones orientadas a devolverle la paz a la ciudadanía, el compromiso vigente enmarcado en la Constitución de la República de defender la soberanía nacional e integridad del territorio hondureño.

Expertos en el aérea de explosivos, conocidos como «zapadores» pertenecientes a la institución militar, son los encargados de la inhabilitación de estas zonas ilegales.

Dejar un Comentario