Atravesando las riveras de los ríos Chamelecón y Botija, la labor de la Fuerza Naval de Honduras por medio sus capacidades han sido fundamental durante la emergencia ocasionada por los fenómenos naturales ETA y IOTA, desarrollando labores de evacuación, rescates acuáticos, asistencia humanitaria y traslado de víveres en las zonas incomunicadas por las inundaciones en el sector del Valle de Sula al norte de Honduras que solo son posible por agua.

El Terrerito, El Ramal del Tigre, Remolino, Quelequele, Galán, Bajos de Baracoa, Los Bordos, son algunas de las comunidades en donde la mano solidaria de nuestra institución militar ha logrado asistir de forma oportuna a compatriotas afectados.

Lea también: FFAA evacua a ciudanía de zonas de riesgo por amenaza de IOTA

El ejemplo de servir de forma incansable que demuestra cada soldado del agua enmedio de la tragedia humana que viven nuestros hermanos hondureños, es digno de aplaudir, ya que, a pesar de las extensas jornadas de trabajo desde el primer día, la moral y la voluntad de cada uniformado, no ha disminuido desde que llegaron a prestar auxilio.

Las labores se realizan de forma continua para beneficio de los ciudadanos afectados

La sonrisa de los niños, el rostro humilde de los adultos y el agradecimiento de los ciudadanos que son beneficiados por la ayuda humanitaria recibida de manos de los efectivos militares, es el impulso que empuja a seguir trabajando por los que hoy sufren y claman ser ayudados.  

El objetivo principal de realizar cada trabajo desarrollado a través de la implementación de todas las capacidades que posee las Fuerzas Armadas de Honduras, es la protección de cada hondureño, por lo que se vuelve imperante mantener una filosofía de apoyo Humanitario permanente en situaciones de riesgo o emergencia como la que actualmente vivimos, 

unidos saldremos adelante, porque Honduras cuenta con soldados comprometidos y dispuestos a servir….

Deja una respuesta