Marinos asignados al  Apostadero Naval de Roatán realizaron reforestación de platas de Mangle en las zonas aledañas al Parque de Energía Solar de Compañía Eléctrica Roatán, a esta actividad de protección del medio ambiente se sumó  el personal de la Asociación para la Conservación Ecológica de las Islas de la Bahía  (BICA).

Por su importancia ecológica, los manglares son hábitat de peces, moluscos, aves, reptiles y otras especies en peligro de extinción. También atenuantes contra cambios climáticos y la protección del litoral contra la erosión costera derivada del oleaje y las mareas.

A través del tiempo la construcción de estanques para la cría y cultivo de camarón, la producción de sal, la erosión y sedimentación, la agricultura, ganadería y las urbanizaciones entre otras, han sido las principales causas de la pérdida del ecosistema manglar.

El innovador proyecto de reforestación con Mangle Rojo inició en el 2017 por la Secretaría de Defensa Nacional, a través del  Comando de Apoyo al Manejo del Ecosistemas y Ambiente (C-9) de las Fuerzas Armadas (FF.AA).

El propósito es recuperar los ecosistemas que conforman el sector de Sub-Sistema de Áreas Naturales y Protegidas de las Islas de la Bahía.