Durante patrullajes marítimos, personal de la Base Naval de Caratasca, a través del Apostadero Naval de Irlaya, en el departamento de Gracias a Dios, detuvo a tres ciudadanos de nacionalidad nicaragüense por pesca ilegal en aguas hondureñas, a quienes se les decomisó unas 400 libras de pepino de mar.

Los detenidos y la embarcación fueron puestos a la disposición de las autoridades de Migración para las investigaciones correspondientes, mientras que el producto del mar fue incinerado por instrucciones de la Dirección General de Pesca y Acuicultura (DIGEPESCA).