Historia de la Fuerza Aérea Hondureña

La aviación significaba un reto para el hombre, por lo que tuvo que vencer una serie de dificultades con el deseo de anteponerse al medio geográfico y al tiempo e hizo que muchas personas de diferentes nacionalidades se dedicaran al estudio y desarrollo de la teoría del vuelo.

El interés de la aviación en Honduras comenzó con la influencia de dos hechos trascendentales: El vuelo realizado en Estados Unidos de América el 17 de diciembre de 1903 por los hermanos Wilbur y Orville Wrigth.

Asimismo, la inclusión de la aviación militar en la primera Guerra Mundial (1914-1918) en donde este adelanto tecnológico demostró su eficacia tanto como arma de combate, así como en misiones de reconocimiento y exploración; derivándose de aquí el término poder aéreo.

Génesis de la aviación en Honduras

El Estado de Honduras, bajo la administración del General Rafael López Gutiérrez, adquiere el primer avión militar, tipo Bristol F.2B Fighter, fabricado por la compañía inglesa, British & colonial Aeroplane Co. LTD. diseñado por Frank S. Barnwell, sus modelos fueron utilizados con gran desempeño en operaciones bélicas en la I Guerra Mundial, contaba con modificaciones en el motor y su radiador de forma cuadrada instalado en la nariz.

Ex presidente Rafael López Gutiérrez

Para pilotar dicho aeroplano se contrata al piloto aviador Iván Deán Lamb de origen norteamericano un excombatiente en la I Guerra Mundial.

Cuadro de texto: Ilustración 3: Iván Deán Lamb.
Iván Deán Lam

Esta nave fue transportada en barco y ensamblado en la ciudad de San Pedro Sula, donde realiza sus primeros vuelos sobre el campo ¨Marathón¨, seguidamente realizó su primer vuelo hacia Tegucigalpa; donde sobrevuela y aterriza en los llanos del potrero, el lunes 18 de abril de 1921, fecha de nacimiento de la aviación en Honduras.

En el cumplimiento de una de las misiones de vuelo, el Bristol F.2B Figther, se accidentó el 15 de septiembre de 1921, en el sitio ¨el Niño¨ próximo a las cuidad de San Salvador, El Salvador, cuando realizaba el traslado de los pliegos de la unión en un nuevo intento por unir a Centroamérica y celebrar los cien años de la independencia de estas naciones.

Fallida creación de la primera Escuela de Aviación

En 1923 se crea la primera escuela de aviación, adscrita al Ministerio de Guerra y Marina mediante un contrato privado con ciudadanos italianos quienes suministrarían en arrendamiento las aeronaves de tipo CUADRON G-III (francés), un ANSALDO BALILLA (italiano), un AVIATIK (alemán), y el BRISTOL F.2B; iniciativa que fracasaría ya que en la revuelta re-invidicadora de 1924 se destruyeron los aviones.

El piloto Enrico Massi realiza maniobras aéreas sobre Tegucigalpa en su avión ANSALDO BALILLA bautizado con el nombre de ¨Lempira¨. A lo que relatos de la época podrían llamar el primer show aéreo en Honduras.

Cuadro de texto: Ilustración 4: piloto Enrico Massi.
Piloto Enrico Massi

En 1928 Charles Lindbergh, en su avión Espirito de San Luis, famoso por ser el primer piloto en cruzar el Océano atlántico que visitó nuestro país y fue atendido en los hangares de los Llanos del Potrero.

Etapa inicial de la aviación militar en Honduras

La Fuerza Aérea se remonta a los años de 1929 a 1933 durante la administración del Dr. Vicente Mejía Colindres, en donde se crea el Despacho de Aviación anexo a la Secretaria de Guerra, Marina y Aviación, preliminarmente el 8 de abril de 1930 el Congreso Nacional mediante decreto N° 217, asimismo, aprueba la primera ley de Aeronáutica. El 14 de abril de 1931 se sanciona el decreto N° 198 que da vida institucional a la Escuela Nacional de Aviación.

Cuadro de texto: Ilustración 5: Ex Presidente Vicente Mejía Colindres.
Ex presidente Vicente Mejía Colindres

Pero fue durante el mandato presidencia del Doctor y General Tiburcio Carias Andino (1933-1949) quien contaba con enorme experiencia en las revueltas que con frecuencia estallaban en el país, que comprendió la importancia de mantener máquinas de guerra que en cuestión de horas o de minutos se enfrentaran y podrán controlar cualquier brote de violencia en distintos lugares del territorio nacional, lo que resultaría más favorable para sofocar las revueltas, gracias a ese criterio le da empuje a la aviación militar.

General Tiburcio Carías Andino

La Escuela Nacional de Aviación

La escuela Nacional de Aviación se convirtió en una realidad cuando el 24 de diciembre de 1933, recibe los primeros tres aviones tipo STINSON Modelo ¨0¨ de combate, monoplanos, mono motores, equipados con cuatro ametralladoras y con dispositivos para bombardeo de la fábrica Stinson Corporation, con los cuales la escuela inicia operaciones.

Estas aeronaves de guerra eran pilotadas por los aviadores norteamericanos Lowel Yerex, Harold a. White y David Grifin, estableciéndose como cuartel la antigua casa, llamada la casita de los placeres o casa de verano de Toncontín.

Para 1936, se adquirió una flotilla de aviones de transporte y entrenamientos   entre ellos BOEING 40B, BEECHCRAFT B17L, KEN ROICE, REARWING 8,500 y el primer bimotor CURTIS-WRIGHT CT-32 cóndor.

A inicios de ese mismo año, se nombra como primer Director de la Escuela Nacional de Aviación al Coronel de Aviación William C. Brooks de nacionalidad estadounidense y el 25 de febrero de 1936, se admite la primera promoción de estudiantes de vuelo.

Primer hondureño en desempeñarse como director interino de la Escuela Militar de Aviación

El Capitán Luis Alonso Fiallos, nació en la ciudad de Comayagua el 22 de febrero de 1908, el 7 de diciembre de 1931 autoridades de aeronáutica civil norteamericana después de haber aprobado el curso de entrenamiento de vuelo, le extiende la licencia N° 23591 que lo acredita como piloto privado.

El Ministerio de Guerra Marina y Aviación de Honduras le extienden el 13 de julio de 1933, la licencia de piloto aviador de transporte firmada por el ministro en el ramo Dr. Juan Manuel Gálvez Durón. El 19 de abril de 1934, Fiallos fue ascendido al grado de Capitán por los servicios que prestó entre 1932 y 1934, su despacho está firmado por el entonces presidente de la Republica Tiburcio Carias Andino, al mismo tiempo es nombrado inspector de Aviación Civil.

Se desempeñó como director interino de la Escuela Nacional de Aviación, desde el 1 de febrero de 1937 al 10 de febrero de 1938, convirtiéndose así en el primer hondureño en regir los destinos de la naciente institución aérea.

Crescencio F. Gómez

Primer piloto aviador hondureño y constructor de aviones; quien antes de iniciar sus estudios de aviación en Boston, Estados Unidos trabajó durante varios meses como mecánico de algunos aviadores norteamericanos. En el año de 1912, ingresó a la Academia Aviación; pasados ocho meses de estudios teóricos empezó a volar con un instructor de su misma escuela hasta graduarse como piloto.

Capitán Lisandro Garay

Nació el 5 de julio de 1899 en San Sebastián, Comayagua; en 1920 ingresó a la Escuela de Aviación la Policía de la ciudad de Nueva York, donde recibió instrucción como piloto en aeronaves tipo dirigible y aviones anfibios. Garay conoce al pionero de la aviación mundial Orville Wrigth quien le extendió la licencia de piloto civil n° 168. En 1928 comenzó a planificar un vuelo directo sin escalas entre Nueva York y Tegucigalpa en el Avión marca Bellanca bautizado con el nombre de ¨Lempira¨.

Mientras sobrevolaba por el Océano Atlántico en condiciones meteorológicas adversas lo obligaron a amarizar, después de 36 horas de estar a la deriva un buque con bandera brasileña lo rescata y su hazaña de sobrevivencia es publicada en las primeras planas de los diarios de la época.

Capitán José Rafael Aguilar

Nació en la ciudad de Juticalpa, Olancho, el 1 de diciembre de 1901.es seleccionado para realizar estudios aeronáuticos mediante una beca ofrecida por la cámara de comercio de la ciudad de Tampa, Florida; viaja hacia Estados Unidos en 1929 y se gradúa un año después retornando al país para tomar en cargo de ¨Piloto Gubernamental¨.

Realizo los primeros vuelos en una aeronave Stinson, bautizada con el nombre Honduras, comprado con la suscripción de fondos públicos con el cual nace el correo Aéreo Nacional. En 1932 es detenido por autoridades guatemaltecas al aterrizar en su territorio y el avión Honduras es confiscado durante la guerra civil de ese año conocida como la ¨Revuelta de las Traiciones¨.

Los primeros aviones de combate

En el año de 1937 la Escuela Nacional de Aviación adquiere en Estados Unidos tres aeronaves de la fábrica North American Aviation inc. modelo NA-16, ala baja, motor Pratt and Whitney R-1340 de 600 caballos de fuerza, de tecnología avanzada para su época y equipados con porta bombas de 100 libras y tres ametralladoras calibre 0.30 mm, cumpliendo con eficacia misiones de observación, ataque, y entrenador avanzado. Para 1938 se adquirieron tres aviones de guerra, tipo RYAN STM.

La llegada de estas aeronaves genera el cambio de nombre de Escuela Nacional de Aviación a Escuela Militar de Aviación y Fuerza Aérea Hondureña.

Cuadro de texto: Ilustración 7: El Coronel estadounidense William C. Brooks primer Comandante de la FAH

Primera promoción de pilotos aviadores militares

La Escuela militar de Aviación se organiza bajo la dirección y comando del Coronel William C. Brooks, y el departamento de adiestramiento tenía las tareas de formación y capacitación de estudiantes de vuelo y soldados mecánicos. El 14 de septiembre de 1939, la Escuela Nacional de Aviación gradúa la primera promoción de 9 pilotos aviadores militares, entre ellos un joven de origen alemán, después de completar un exigente programa de adiestramiento táctico en vuelo, semillero que generó lo que hoy es la Fuerza Aérea Hondureña.

Coronel estadounidense William C. Brooks

Primera promoción de soldados mecánicos

En 1937 ingresa la primera promoción de soldados mecánicos, egresando 45 en 1941 con el grado de Cabo Técnico en las diferentes especialidades de mantenimiento aeronáutico.

En octubre de 1941,ingresaron a la Escuela Nacional de Aviación 41 aspirantes a soldados mecánicos, entre ellos el General Oswaldo López Arellano quien años más tarde ocupara cargos muy importantes entre ellos: Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Ministro de Defensa, Presidente de la República y el Coronel de Aviación José Enrique Soto Cano, Primer Comandante General de la FAH, considerado como piloto combatiente de la Segunda Guerra Mundial, quien también dirigió la campaña aérea  durante el conflicto de las cien horas en julio de 1969.

La FAH en la Segunda Guerra Mundial

El Gobierno del Presidente Tiburcio Carias Andino declaró la guerra a Japón el 8 de diciembre de 1941, a Italia y Alemania cuatro días después.

La recién conformada Fuerza Aérea Hondureña contaba con aviones tipo STINSON y NORTH AMERICAN NA-16, aeronaves con las cuales se realizaron 115 misiones de vuelos consistentes en patrullar sobre el Golfo de Honduras y el mar Caribe en busca de submarinos y buques nazis que se introducían hasta las costas del continente americano causando daños a convoyes de suministros.

Aviones North American NA16.

La Fuerza Aérea Hondureña, quienes limpiaron las aguas de América Central de los submarinos alemanes con patrullajes continuos, alejaron al enemigo y permitieron el paso de submarinos soviéticos por el Canal de Panamá.

El 24 de julio de 1942, se avistó un submarino desconocido el cual fue atacado con bombas de 60 lb convirtiéndose así Honduras junto a Brasil y México en los únicos países latinoamericanos que combatieron en la II Guerra Mundial.

En enero de 1946, arriban los primeros aviones biplanos de entrenamiento primario STERMAN PT-17 los VULTEE BT-13 para entrenamiento básico de pilotos, los primeros dos bombarderos bimotores ligeros BEECHCRAFT AT-11, el avión anfibio bimotor JFR-5 GOOSE, el AT-6 NORTH AMERICAN  y el primer ejemplar del DOUGLAS C-47.

El 17 de julio de 1947, es nombrado como Director de la Escuela Militar de Aviación y Comandante de la Fuerza Aérea Hondureña el entonces Mayor de Aviación Hernán Acosta Mejía primer hondureño en asumir dicho cargo.

En 1956 se adquirieron los primeros aviones tipo corsario modelos F4U-4 y F4U-5 que pronto verían acción bélica en defensa de los más sagrados intereses nacionales.

La Guerra de Mocorón

A finales de los años cuarenta, la Fuerza Aérea obtiene una flotilla de aviones de combate P-63 King Cobra, Caza-Bombarderos P-38 Lightning y se aumentó la flota de aviones de transporta C-47.

La causa principal para que la República de Nicaragua le haya declarado la guerra a Honduras por espacio de 23 días en el año de 1957, fue el desconocimiento del LAUDO del Rey de España del 23 de diciembre de 1906.

 En mayo de ese año, entran en combate los aviones tipo P-63 King Cobra y P-38 Lightning Caza Bombardero de tipo pesado, los cuales fueron empleados para defender la integridad territorial contra la República de Nicaragua que pretendía apropiarse de la zona de la Mosquitia, hoy departamento de Gracias a Dios por todos los recursos naturales que posee.

Cuadro de texto: Ilustración 10: P-63 King Cobra, caza liviano.
P-38 Lightning

 La Fuerza Aérea fue la primera institución del Estado en hacer presencia en la zona, efectuando vuelos de patrullaje y hostigamiento a las fuerzas invasoras, misiones que eran ejecutadas por los pilotos aviadores militares, Mayor Armando Escalón Espinal, Capitán Armando Silva, Teniente Carlos Gamundi, Teniente Carlos Melara, Teniente Mario Chinchilla, Teniente Oscar Aquiles Moncada por mencionar algunos.


P-63 King Cobra, caza liviano.

Cuatro aviones  P-38 fueron asignados en misiones para destruir las balsas que eran utilizadas por nicaragüenses  que cruzaban el rio Segovia y el puente que habían construido sobre el Rio Rus, el armamento consistía en dos bombas de 500 libras y munición de ametralladora calibre 0.50 mm, las cuales despegaron alrededor de las 14:00 horas, esta escuadrilla estaba conformada por el N#I y líder Capitán Rene Gonzales Molina, N#2 Teniente Carlos Gamundi, el N#3 o segundo líder, Capitán José Serra Hernández y el N#4 Oscar Aquiles Moncada. En este con conflicto se destacó, el exigente entrenamiento que a diario recibían los pilotos, así como el eficiente mantenimiento del personal técnico de la Fuerza Aérea Hondureña, del mismo modo la hermandad y entrega existente en cada miembro de esta institución.

Biografía Teniente Coronel de Aviación Fernando Soto Henríquez

Héroe Nacional

Ingresó a la Escuela de Aviación Militar como aspirante a cadete de vuelo el 12 de enero de 1957 y el 15 de agosto de 1958 se graduó como piloto aviador militar y obtuvo el grado de Subteniente en el arma de aviación.

Coronel de Aviación Fernando Soto Henríquez

Misiones desempeñadas en el exterior

Integrante de la escuadrilla acrobática “Cobras” en la celebración del 42 aniversario de fundación de la Fuerza Aérea de Guatemala en diciembre de 1963 y en la celebración del aniversario de la Fuerza Aérea de Nicaragua, en febrero de 1964.

En 1965 rescata la tripulación de la Fuerza Aérea Nicaragüense que se accidentó en mar abierto, posteriormente el Gobierno de Nicaragua le confirió la “Orden de Rubén Darío medalla de oro de gran oficial¨, piloto que transportó tropas hondureñas que integraron la Fuerza Interamericana de Paz en la República Dominicana desde mayo de 1965 hasta agosto de 1966.

Combates

El 17 de julio de 1969, derribó tres aviones enemigos, un CAVALIER F-51 MUSTANG y dos GOOD YEAR FG-1D CORSAIR S de la Fuerza Aérea Salvadoreña, pero diferentes misiones de vuelo, aeronaves agresoras que pretendían atacar el territorio nacional, convirtiéndose en el último piloto de combate de aviones a pistón aire-aire.

Mediante Decreto Número 139-2003 del soberano Congreso Nacional el 03 de octubre de 2003, se le otorgó el título de Héroe Nacional al Teniente Coronel de Aviación en la honrosa situación de retiro, Fernando Soto Enríquez, por su valentía de haber demostrado como se mantiene inviolable la soberanía e integridad de un territorio ante el altar de la patria.

Durante su vida como piloto aviador militar y comercial piloteo alrededor de 25 aeronaves, registrando en su haber más de 24 mil horas de vuelo, record muy pocas veces alcanzado por un profesional de las ciencias aeronáuticas.

El conflicto de las 100 horas

“Tomado del diario de operaciones de la FAH”

La Fuerza Aérea Hondureña fue la primera institución militar al responder al llamado de una patria ofendida, con la prestancia de la sorpresa a la que se vio ofendida, con coraje, hidalguía y seguridad que genera el patriotismo, voló como un rayo a combatir al invasor que irrumpió la tranquilidad de nuestro pueblo. La FAH se cubrió de gloria, durante el conflicto de julio del 1969, con resultados victoriosos y desde luego funestos para el agresor por todo el daño causado por la aviación militar hondureña.

Las operaciones aéreas desarrolladas por la Fuerza Aérea Hondureña, demostraron la capacidad del combate de los aviones hondureños, los que en su conjunto alcanzaron la superioridad aérea en todo el teatro de operaciones. El 18 de julio de 1969 a las 22:00 horas entro en vigor el cese de fuego ordenado por la Organización de Estados Americanos OEA, donde se dictaminaba que todos los aviones de la Fuerza Aérea Hondureña que permanecieran en tierra.

Modernización de la Fuerza Aérea Hondureña

Los grandes resultados que demostró el poder aéreo durante el conflicto de las 100 horas, los avances tecnológicos de la aviación mundial, la reorganización de la Fuerza Aérea Hondureña, instan al gobierno de Honduras adentrarse a la era del jet.

En la actualidad, la Fuerza Aérea Hondureña realiza diferentes misiones orientadas al beneficio del interés nacional, misiones propias de las Fuerzas Armadas contra el crimen organizado, transporte de víveres evacuaciones aéreo médicas, equipo para rescatar y salvar la vida de compatriotas que hayan sido víctimas de alguna eventualidad.