FFAA Rinden Tributo a su Capitana General la Virgen de Suyapa

Con una solemne eucaristía los miembros de la institución militar celebraron los 273  años del hallazgo de la Virgen de Suyapa, Patrona de Honduras y Capitana General de las Fuerzas Armadas; en el Santuario de la morenita, con la asistencia de la  Junta de Comandantes, Oficiales, Sub Oficiales, Tropa, personal auxiliar de institución militar y cientos de feligreses católicos e invitados especiales.

La misa dio inicio con la entrega de ofrendas florales a la Capitana General de las Fuerzas Armadas, la Virgen de Suyapa, que fue custodiada por los cadetes de la Academia Militar de Honduras General Francisco Morazán.

Este importante evento también asistió el Presidente de la República y Comandante General de las Fuerzas Armadas, abogado Juan Orlando Hernández, funcionarios de gobierno y representantes de los poderes del Estado entre otros.

La eucaristía fue dirigida por el Padre Javier Martínez, quien título su  homilía como “La Promoción de la paz en Honduras”, además añadió que nuestro país merece vivir en paz y que los entes de seguridad están llamados a procurarla.

El Padre Martinez destacó la importancia que las Fuerzas Armadas le dan a la celebración del Día de la Virgen de Suyapa, donde se brinda seguridad a la feligresía, con la instalación de tiendas de campaña se brindan primeros auxilios entre otros servicios.

En el oficio religioso nuestras autoridades ofrecieron a la virgen, la constitución de la República, la ley constitutiva de las FFAA, el Bastón de Mando, el Kepy de las tres fuerzas, el equipo que utilizan los miembros de las Fuerzas Armadas en el cumplimiento de la misión constitucional, el rosario, la biblia donde está escrita la voluntad de Dios, y el pan y el vino que representan el cuerpo y la sangre del señor y la Luz del mundo que fue presentada por el presidente de la República y su distinguida madre.

Como regalo a la patrona de los hondureños, miembros de las Fuerzas Armadas dedicaron a la Virgen de Suyapa una canción agradeciéndole su protección y guía en el trabajo realizado día a día por el soldado hondureño

La inmaculada Virgen María de Suyapa, no solo ha despertado la fe entre los habitantes de nuestro país, sino que es uno de los más sólidos baluartes donde descansa la espiritualidad del pueblo hondureño.